1. An approximate dynamic programing approach for the vehicle routing problem with stochstic demands.

Clara Novoa, Robert Storer

Marzo de 2008

2. A branch-and-price algorithm for the capacited vehicle routing problem wiht stochstic

demands.

Christian H. Christiansen, Jens Lysgaard

Febrero de 2007

3.Exact and heuristic algoritms for the vehicle routing problem  with multiple interdependent

time windows.

 

Karl F. Doerner, Manfred Gronalt, Richard F. Hartl, Guenter Kiechlec, Marc Reimann

 

Febrero de 2007


Anuncios


El problema de enrutamiento de vehículos VRP (Vehicle Routing Problem) es un problema complejo de optimización combinatorial, constituye un problema importante de transporte que consiste en determinar el número de vehículos y las rutas que seguirán cada uno de estos vehículos con el fin de distribuir unos productos entre una serie de clientes. El objetivo es minimizar el costo de transportar estos productos.
Numerosas variantes son originadas del VRP al incluir diferentes restricciones, el problema que pretendo tratar es el SVRP (Stochastic Vehicle Routing Problem) donde varios componentes del sistema son aleatorios, tres diferentes clases del SVRP son:
  • clientes estocásticos
  • demandas estocásticas
  • tiempos estocásticos
Se estudiará este problema como un problema dinámico y se analizaran las soluciones hasta ahora propuestas, con el objetivo de proponer una estrategia de optimización que lo aborde

Andrés Jaque Pirabán

Septiembre de 2008

En este documento encontrará un resume de los capítulos 3 al 6 del libro The Craft Of Research [1]

Al iniciar un proyecto existe mucha confusión cuando no hay una dirección clara, para evitar esto es necesario establecer un plan que lo guíe a través de las diferentes etapas del proyecto.

Para establecer su tema, busque encabezados de temas de su interés, no solo le proveerá un posible tema sino que actualizará referencias de ellos. Una vez identifique su área de interés utilice Internet para encontrar más información sobre este que lo ayude a reducir su tema.

Si está desarrollando un proyecto de investigación avanzada primero identifique que fuentes son fácilmente accesibles antes de que se sitúe en un tema específico. Si ya identifico las fuentes de información acerca de su tema en la biblioteca o en Internet, usted ya tiene donde iniciar.

No lea aleatoriamente, inicie con enciclopedias generales, luego mire registros en enciclopedias especializadas, entonces busque a través de journals y sitios web, hasta que usted tenga una idea de la forma general de su tema.

De un tema amplio a uno enfocado

En esta etapa de su proyecto usted pudo establecerse en un tema muy amplio. Un tema es muy amplio si usted puede establecerlo con 4 o 5 palabras.

Para reducir los temas agregue palabras de características especiales, estas palabras son derivadas de verbos expresando acciones y relaciones. Cuando usa palabras derivadas de verbos, usted mueve su tema a un entorno cerrado que sus lectores podrán encontrar significante.

Un tema especifico puede ayudarlo a ver vacíos e inconsistencias que puede incluir en las preguntas de su investigación. Un tema específico también sirve como título del trabajo y una respuesta corta para mencionar sobre que está trabajando.

Es necesario tener precaución de no reducir su tema tanto que no pueda encontrar suficientes datos de este.

De un tema enfocado a preguntas

Si el escritor no realiza preguntas que reflexionen sobre el valor, no puede ofrecer respuestas enfocadas al valor. Los lectores de reportes investigativos no requieren únicamente de información, ellos quieren responder preguntas que han formulado.

El mejor camino para encontrar que no conoce sobre un tema es con una descarga de preguntas. Primero pregunte sobre lo predecible en su campo, luego realice las preguntas estándar quién, qué, cuándo y dónde, pero enfóquese en cómo y porqué. Por último, sistemáticamente haga preguntas analíticas, sobre la composición, historia, categorización y valores de su tema.

  • Identifique las partes de su tema y como ellas se interrelacionan, cómo su tema hace parte de un gran sistema.
  • Localice su tema en la historia, cómo y porque su tema ha cambiado a través del tiempo (su propia historia) y su rol en la historia global.
  • Identifique sus características y las categorías que este incluye.
  • Determine su valor: Que tan bueno o malo es, su utilidad, que lo soporta o contradice.

Una vez halla formulado todas sus preguntas usted puede empezar a evaluarlas, las preguntas qué, quién, cuándo, son importantes, pero las preguntas, cómo y porqué invitan a una investigación más profunda y dejan respuestas más interesantes.

Después, pruebe mezclar preguntas cortas entre las grandes, así consolidara preguntas más significantes.

Una vez usted tenga definida su pregunta, usted tiene una guía para hacer su investigación más sistemática. Una pregunta reduce su búsqueda únicamente a los datos que usted necesita para responderla, usted puede parar de buscar cuando cree que tiene la información suficiente para darle respuesta, pero si usted solo tuviera un tema usted no sabría cuando parar.

El logro más importante en esta etapa es encontrar preguntas que lo desafíen, que despierten su curiosidad.

Posteriormente pase de unas preguntas simplemente interesantes a ampliar su significancia.

  1. Nombre su tema.
  2. Formule la pregunta de porque está estudiando ó trabajando en este tema.
  3. Motive su pregunta. Adicione preguntas secundarias alrededor de la pregunta principal que expliquen porque usted esta realizando la pregunta principal, esto permite identificar donde su pregunta es interesante para otras personas, es decir, le dará significancia.


De preguntas a problemas

Con frecuencia algunos investigadores no inician su proceso con sueños o temas, sino que se enfrentan a problemas prácticos para los que deben encontrar una solución, los problemas investigativos están ligados con los problemas prácticos, dado que cuando la respuesta para el problema práctico no es tan trivial, se generan preguntas cuyas respuestas se espera solucionen el problema, iniciando un proceso investigativo.

Fuentes de Información

Entre los recursos o fuentes de información que puede consultar para generar nuevas ideas hay primarios, secundarios y terciarios.

Los recursos primarios, son materiales que usted puede escribir sin tratar, pueden ser textos del autor que usted está estudiando, los recursos secundarios son reportes de investigación, libros o artículos basados en los recursos primarios y es aquí donde puede soportar su propia investigación. Los recursos terciarios son libros o artículos basados en los recursos secundarios.

Confiabilidad de una fuente:

Las características que debe tener un recurso para que sea confiable:

  • Debe haber sido publicado por una editorial con una buena reputación, generalmente las editoriales comerciales y de universidades tienen buena reputación.
  • El publicador usa evaluadores en todo lo que publica.
  • El autor tiene una buena reputación, del cual se puede encontrar información fácilmente.
  • Sea un recurso actual

Donde localizar los recursos que usted necesita:

  • Valla a bibliotecas especializadas en su tema, no deseche las referencias encontradas en librerías no especializadas, pueden llevarlo a fuentes importantes de información.
  • Trate de no buscar referencias generales, puede perder mucho tiempo, busque en fuentes más especificas.
  • Acceda a las bases de datos bibliográficas que incluyen abstracts de los papers, son de utilidad porque son más especializados.

Bases de datos en línea:

No todos los recursos son libros, también pueden incluir artículos de journals, esas bases de datos también incluyen abstracts que lo pueden ayudar en el proceso de decisión luego de una lectura cuidadosa.


Encontrando recursos en la Internet:


Los recursos en Internet no siempre son confiables por no tener respaldo de editoriales, no han sido chequeados los errores. Evite usar el Internet amenos que confíe en el sitio, úselo cuando usted se provea de un Journal confiable que publica en la web, también puede encontrar bases de datos gubernamentales y académicas.


Expertos como un recurso bibliográfico:

  • Sus profesores no tienen todas las respuestas, busque ayuda de otras personas, sin embargo, nunca prediga cuanta ayuda necesitará.
  • Tome a la gente como un recurso primario, ellos poseen mucha información.

Existen unos recursos principales que son aquellos en los que se buscan referencias y todo lo relacionado con el tema que se desee investigar, sin embargo hay otros recursos secundarios que son aquellos que prueban y aprueban a los principales, estos son los proveedores de la evidencia.

Los recursos que se buscan y que se leen no siempre son objetivos debido a que la mirada siempre va a estar sesgada por lo que el investigador(a) desee encontrar, además las ambigüedades que se encuentren en determinados documentos siempre las haremos ver a nuestro favor.

Tres usos para las fuentes de información

Algunos investigadores piensan en los recursos secundarios como proveedores de la evidencia. Pero también se pueden utilizar estos como formas de análisis y también se pueden encontrar buenas preguntas a formular.

1. Leer por un problema

Si tiene dificultades para formular un problema o pregunta, focalice su lectura en encontrarlas. Puede detallar cosas que sean inexactas o datos que otros han ignorado o no han propuesto, inclusive puede formular preguntas que se formulan otros investigadores.

2. Leer por argumentos

Cuando usted se dedica a la investigación por lo general los trabajos realizados no son necesariamente 100% originales y de su autoría, usted necesita soportar sus evidencias en argumentos de autoridad, por lo que puede dar argumentos basados en otro autor. Tenga en cuenta que tomar prestada la lógica de otro autor no es plagio.

3. Leer por evidencias

Es el uso más común dado a los recursos, leer para encontrar datos útiles que evidencien o soporten sus afirmaciones.

Lea generosamente pero de manera crítica

Inicie la lectura esforzándose por entender completamente, si alguna parte no es clara no juzgue en primera instancia al autor, asuma que no lo entendió y que no puede usar esta información en un argumento. Pero lea cuidadosamente, con un sentido crítico de lo que lee.

Preserve la información relevante que encuentra

Una vez usted encontró fuentes prometedoras, debe realizar una lectura activa, tomando nota de los fragmentos que considere más relevantes, además, registré las fuentes bibliográficas, de manera que usted pueda recuperar estos recursos en el momento que los necesite.


[1] BOOTH, Wayne et al, The Craft of Research, The University Of Chicago Press, 2003

Andrés Jaque Piraban

rajaquep@unal.edu.co

Septiembre 1 de 2008

Investigar es una tarea común que desarrollamos todos lo días. En todos los contextos, cotidianos o particulares, se presentan problemas que nosotros solucionamos recolectando información, pero, con frecuencia no se documentan estos procesos investigativos.

¿Pero, dónde obtuvimos la información para resolver la pregunta o solucionar el problema? Libros, revistas, videos, epístolas, periódicos…, ó Internet, que en la actualidad se ha convertido en un gigantesco repositorio de información. Los autores anticiparon que algún día alguien tendría una pregunta que sus datos responderían, y consientes del aporte que realizarían consignaron sus conocimientos y experiencias en diferentes medios que han sido fuentes de información para los investigadores.

La investigación es un proceso a través del cual el investigador recopila información para dar respuesta a una pregunta, se sintetiza en “preguntar” y “responder”, pero, investigar no es una tarea fácil, requiere de muchas tareas y en ocasiones no se sabe con certeza donde encontrar la información que resolverá la pregunta planteada, existe incertidumbre que debe ser despejada por el investigador, lo que puede ser un proceso largo con frustraciones y logros.

Para llevar a buen termino la investigación, la planeación juega un papel importante, es necesario que el investigador se trace metas y defina el procedimiento que seguirá para recolectar la información que le aportara a la respuesta a su pregunta.

La investigación es resultado de un proceso constructivo, en el que la comunidad aporta los resultados de sus estudios a las nuevas investigaciones, el problema o la solución que uno esta estudiando puede ser enriquecida por los conocimientos y la experiencia recolectada en otros trabajos.

“(…) sin las investigaciones confiables y pruebas publicadas y disponibles para todos nosotros, estaríamos de momento encerrados en las opiniones, y prisioneros de nuestra experiencia solitaria o engañados por cada cosa que escuchamos”[1]

¿Qué es la verdad? La verdad son una serie de premisas que las personas asumen como correctas. Pero, no existe la verdad totalmente objetiva, constantemente se están reevaluando todos los conocimientos que se han asumido como verdad y eventualmente se desmienten o identifican errores.

Es necesario mantener una aptitud crítica y objetiva sobre la información que uno recibe, varias personas aceptan como verdaderas muchas opiniones sobre no muy buenas evidencias, que pueden estar erradas. Por lo cual, es necesario aplicar la duda, fundamento del método científico, ser escéptico en la investigaciones que uno lee.

La verdad científica, son premisas asumidas como correctas a través de evidencias obtenidas por el método científico el cual se ha asumido como correcto por la sociedad.

Para la ingeniería de sistemas y computación, la investigación se caracteriza por estar enfocada a temas computacionales y de sistemas de la información, derivados de las variadas líneas del conocimiento que esta disciplinas abarcan, ya que intervienen de manera multidisciplinaría, en prácticamente todos los problemas que se abordan en los tiempos modernos.

La investigación se debe caracterizar por ser clara y cuidadosa, reportando a la comunidad sus resultados y procedimientos. Escribir juega un papel muy importante tanto para la difusión, como herramienta para soportar el pensamiento, nos ayuda a organizar las ideas e ilustrar relaciones cognitivas complejas, además de que nos ayuda a recordar comprendiendo mejor y más claramente lo que pensamos.

Además, escribir para otros implica expresar de manera clara y comprensible los argumentos y las ideas, implica la necesidad de anticiparse a las posibles preguntas que le surgirán al lector, obligándose a exponer cada uno de los tópicos que compongan el texto. “Escribir para otros demanda más de usted que escribir para usted mismo”[2].

Es importante resaltar la escritura como herramienta difusora de la investigación, que pueda ser consultada, evaluada y compartida por la comunidad, y dependiendo de su valor contribuya al enriquecimiento de las personas y las sociedades. Por esta razón, es importante que la información se transmita de la manera más clara y comprensible para la mayoría de personas, como escribia Hawking refiriéndose a una teoría unificadora que describa el comportamiento del universo:

“(…) Si descubrimos una teoría completa, con el tiempo habrá de ser, en sus líneas maestras, comprensible para todos y no únicamente para unos pocos científicos. Entonces todos, filósofos, científicos y la gente corriente, seremos capaces de tomar parte en la discusión de por qué existe el universo y por qué existimos nosotros.”[3]

La lectura nos permite entablar conversaciones con personas localizadas en ubicaciones remotas o fallecidas, podemos conocer sus experiencias investigativas, cada vez que usted se dirige a un recurso para información, usted establece una nueva relación entre escritores y lectores. Cuando usted lee un nuevo reporte puede leer que otras voces le responden a usted, a si mismo usted puede responder a esas otras voces mediante su investigación.

El escritor establece roles con los lectores dependiendo del tipo de lector y escribir de acuerdo a sus características. Se debe crear una relación con el lector que haga que desee leer su reporte. Como un investigador debe adoptar un rol de alguien que sabe que los otros necesitan saber y entender. Dar un alcance al lector como alguien que no sabe pero necesita.

La relación con los lectores es fundamental para la socialización de la investigación, es importante transmitir el interés por el tema que está tratando, mostrar que se ha encontrado la solución a un problema práctico importante para el lector ó la respuesta a una importante pregunta, ayudarlo a entender algo mejor.

Una de las mejores estrategias para apreciar la relación lector-escritor establecida por el texto es compartir el escrito en grupo. El grupo puede tener perspectivas diferentes a las que de manera individual no contemplo el autor, y contribuir con su crítica al mejoramiento del reporte.

El trabajo en grupo puede ser muy enriquecedor, pero debe realizarse de manera organizada y planeada. Como buenas prácticas se debe dividir y delegar el trabajo de acuerdo a las fortalezas de los miembros del equipo; trabajar lado a lado, está estrategia requiere de la tolerancia de los miembros del equipo, y por último, cada individuo debe revisar el trabajo por turnos.

Para concluir, es importante que la investigación sea asumida por los sujetos como una cultura que incorporan en cada instante de su cotidianidad, manteniendo una mirada objetiva a los eventos que se desarrollan a su alrededor, la investigación es un factor importante para la construcción del conocimiento y el desarrollo de las sociedades. Se deben popularizar los buenos hábitos investigativos y proveer las herramientas necesarias para que las ideas originales puedan desarrollarse.

“Si uno crece en una casa donde hay libros, donde alguien le lee, donde padres, hermanos, tías, tíos y primos leen por placer, es natural que aprenda a leer. Si no hay nadie cerca que disfrute leyendo. ¿Dónde está la prueba de que vale la pena? Si la calidad de la educación que uno tiene a su alcance es inadecuada, si uno le enseñan a memorizar al pie de la letra y no a pensar, si el contenido de lo que se nos da para leer viene de una cultura casi ajena, la alfabetización puede ser un camino lleno de obstáculos.”[4]


[1] Adaptado de: BOOTH, Wayne et al, The Craft of Research, The University Of Chicago Press, 2003, p.10

[2] Ibíd.

[3] HAWKING, Stephen Historia del Tiempo Editorial Grijalbo, Bogotá 1999, p. 223

[4] SAGAN, Carl, El Mundo y Sus Demonios, Planeta, Barcelona 1995, p. 385